El mito de llenar contenedores

El mito de llenar contenedores

“Traigamos un contenedor de XYZ, ese negocio es mambo”

Si bien llenar un contenedor de mercadería es más conveniente para los costos de importación, no siempre es la mejor opción (“mambo”) y ciertamente no es la única.

Digamos que quiero emprender vendiendo tablets con un software específico. El software lo desarrollaré en casa, pero me conviene importar las tablets desde China.

Dadas las características que necesito, cada tablet cuesta USD 250 y que, por su tamaño embalado, ocupa un 0.01% de la capacidad del contenedor.

Entonces, para llenar el 100% del contenedor debería comprar 10.000 unidades.

Siendo un emprendedor, es poco probable que cuente con USD 2.500.000 sólo para una parte del negocio y tampoco tenga el potencial de vender 10.000 unidades de entrada.

Llenar el contenedor se me hace inviable, y eso que ni siquiera hemos calculado los costos del envío.

La decisión variará si tu insumo o producto es económico y es necesario en grandes cantidades o si, en cambio, es un producto de alto valor, del cual se requieren pocas unidades.

Dependiendo de lo que necesitemos, podremos importar uno o varios contenedores, trabajar con un intermediario e importar sólo las unidades necesarias o, simplemente, adquirir lo necesario en el mercado local.

El “mambo” no está en el decidir qué tipo de transporte elijo para importar, ya que es sólo logística, sino que está en saber reconocer qué valor estoy generando al importar un producto en particular


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.